→ Abuso Infantil
Los abusos sexuales a menores son actitudes y comportamientos, que realiza un adulto (generalmente varón) para su propia satisfacción sexual, con una niña, niño o adolescente, empleando la manipulación emocional, como chantajes, engaños, amenazas, etc.

Abuso Infantil


Clases Sociales

Actitudes y Comportamientos

Los abusos a menores son actitudes y comportamientos, que realiza un adulto (generalmente varón) para su propia satisfacción, con una niña, niño o adolescente, empleando la manipulación emocional, como chantajes, engaños, amenazas, etc. y sólo en algunos casos, la violencia física. El abuso a los niños se produce en todas las clases sociales y puede ocurrir en la familia, a manos de un padre/madre, un padrastro, hermano u otro pariente; o fuera de la casa, por ejemplo, por un amigo, un vecino, la persona que lo cuida, un profesor o un desconocido. Cuando el abuso ha ocurrido, el niño puede desarrollar una variedad de sentimientos, pensamientos y comportamientos negativos. El abuso no es un suceso aislado; si no es descubierto, puede ocurrir a lo largo de mucho tiempo, meses o años.

  • Abuso en Chile

Respecto del abuso en Chile, y de acuerdo con las estadísticas de Carabineros de Chile y de la Policía de Investigaciones de Chile, anualmente se denuncian cerca de 4 mil 500 delitos. Los datos disponibles indican que en el 80% de los casos las víctimas son niños y niñas menores de 18 años. Sobre la relación víctima-victimario, los datos recogidos por el Servicio Médico Legal entre 2000 y 2002, muestran que en el 79.9% de los casos el agresor es un conocido de la víctima, de ese total, el 44.1% corresponde a familiares.

  • Síntomas frecuentes

Los síntomas más frecuentes del abuso son : a veces, señales físicas como dolor, picazón, heridas o irritación en el área y casi siempre en el aspecto psicológico, se dan cambios de conducta, tales como : intranquilidad nocturna, pesadillas, cambios en el ritmo habitual de comer o ir al baño, rechazo a las caricias del opuesto o de una persona en particular, decaimiento, pérdida de autoestima, tristeza, llantos repentinos, retraimiento, mentiras y robos, disminución del rendimiento escolar, conductas prematuras, agresividad, evidencias en sus dibujos, juegos o fantasías, lenguaje cargado de alusiones y en casos extremos, se puede llegar a intentos de suicidio. Generalmente el niño abusado guarda silencio, porque no tiene edad suficiente para comprender lo que está sucediendo; no sabe expresar con palabras lo sucedido, conoce y quiere al que lo abusa, por lo tanto se siente atrapado entre el afecto y la lealtad que siente hacia esa persona y la sensación de que las actividades son algo malo; ha sido persuadido o amenazado con hacerle daño tanto él, como un miembro querido de su familia para que no hable; puede sentir vergüenza o culpa si cree que ha provocado los hechos; porque piensa que nadie le va a creer o que va a ser castigado por eso y puede temer que la sus padres se separen o la familia se desintegre, si se descubre el secreto.

  • Prevencción

El abuso se puede prevenir, educando a las familias y especialmente a los niños para que puedan "autoprotegerse". El diálogo abierto, franco y responsable al interior del hogar es la principal herramienta de prevención. Se debe enseñar a los niños a conocer su propio cuerpo, educarlos para que se sientan con el derecho para rechazar enérgicamente e impedir que cualquier persona adulta o niño, conocido o desconocido, toque sus partes íntimas. Por otra parte, es aconsejable entregarles la confianza necesaria, para que sepan que no deben guardar "secretos", sobre todo en el caso de que alguien trate de realizar algo indebido con sus órganos íntimos, aun cuando ese alguien sea cercano y querido.

Si Ud. es padre o madre y se entera del abuso de un hijo}(a) : Crea lo que el niño le dice y hágaselo saber, trate de conservar la calma y converse con el niño en un lugar privado, muestre control de sus emociones, no se desborde ya que agrava el hecho, no lo culpabilice de lo que pasó, al contrario manifiéstele lo valiente que es al contar lo sucedido, exprésele que lo sigue queriendo igual y que la relación entre ustedes no ha cambiado, hágale saber lo importante que es no guardar el secreto y que necesita de otras personas para ayudarlo, busque ayuda profesional, el abuso requiere un abordaje multimodal (médico, y legal).

  • Denuncias

Para hacer una denuncia, se recomienda acudir de inmediato a Carabineros, a la Policía de Investigaciones o al Tribunal respectivo. La Corporación de Asistencia Judicial en Santiago (Fonos: 02-6325747, 02-6641990), al igual que en otras Regiones del país, posee los denominados Centros de Atención a Víctimas de Delitos Violentos, los cuales mediante un trabajo interdisciplinario (jurídico, social, psicológico y psiquiátrico) pueden brindar la ayuda profesional necesaria para enfrentar el tema.

Esther Morales León

Psicóloga Clínica